Una Auditoría Energética es el primer paso de un proceso de mejora de la eficiencia energética, a través de un estudio técnico exhaustivo del conjunto (industria, empresa, vivienda, local, oficina, edificio, etc.).
Se cuantifican las oportunidades de mejora y su viabilidad técnico-económica para facilitar la toma de decisiones a la hora de acometer las inversiones de mejora.

Según el sector o el tipo de organización clasificamos nuestras auditorías energéticas en:

- Auditoría energética en el sector vivienda.
- Auditoría energética en el sector del pequeño terciario.
- Auditoría energética en el sector del gran terciario.
- Auditoría energética en el sector servicios.
- Auditoría energética en el sector industria.
- Auditoría energética en el sector agrícola.

 

Según el alcance de la auditoría energética en:

- Auditoría energética parcial: donde estudiamos ciertas instalaciones exclusivamente.
- Auditoría energética total: donde estudiamos la totalidad del Edificio u Oganización.

 

Según el momento o fase en la que desarrollamos la auditoría energética en:

- Auditoría energética de proyecto: En la que el diseño es priotario.
- Auditoría energética de obra: En la que el desarrollo de la ejecución del proyecto es priotario.
- Auditoría de edificio u organización en servicio: En la que la prioridad la tienen las instalaciones en funcionamiento y normalmente con cierta antigüedad.

La auditoría energética es la herramienta sobre la que se asienta un plan estructurado de ahorro energético. La auditoría energética implica realizar una labor de recogida de información, análisis, clasificación, propuesta de alternativas, cuantificación de ahorros y toma de decisiones.

Para más información puede contactar con nosotros desde nuestro formulario.

Ir al formulario
free vector